Hospital San Juan de Dios

El hospital de San Juan de Dios fue fundado en el año 1542. De especial interés son el Patio Claustral y la iglesia del hospital, ambos del siglo XVII. La iglesia que es de cajón con bóveda rebajada y lunetos, conserva en sus muros pinturas de Antonio de Contreras. 

Ermita de la Vera Cruz

Esta pequeña ermita de sencillo estilo andaluz data de finales del siglo XVI. Posteriormente ha experimentado diferentes reformas, la última después de la Guerra Civil española, en la que fue reconstruida parcialmente. En su interior guarda el patrimonio de una de las más antiguas y importantes cofradías de Bujalance, la de la Vera Cruz.

Monasterio de San José y Santa Teresa

Fundado en el año 1708, la iglesia del monasterio consta de una sola nave. En su interior destacan su retablo mayor  ba rroco de madera tallada y policromada, así como diferentes pinturas y muestras de orfebrería cordobesa del siglo XVII. Pertenece a la Orden de las Carmelitas Descalzadas.

Parroquia de San Francisco

Considerada como joya del arte barroco andaluz, la iglesia parroquial de San Francisco data del año 1530. Después de que un incendio en el año 1936 la arrasara,  fue reconstruida en 1952. Del conjunto destacan el patio de la entrada rodeado de cadenas, la capilla de la Inmaculada Concepción del Voto, de estilo neobarroco, el Cristo de la Buena Muerte, obra de  Antonio Castillo Lastrucci, así como su torre barroca, construida en el siglo XVIII.

Hermita de Ntro. Padre Jesús

Ubicada en las afueras del pueblo, la ermita se sitúa en el Cerro del Calvario desde donde se pueden disfrutar de magníficas vistas sobre la campiña bujalanceña. La subida a la ermita se realiza a través de una escalonada calzada en la que se puede apreciar un Vía Crucis de piedra que empieza en el parque de Jesús.

Su primera edificación data del año 1580. En su interior se guardan tallas tan destacadas como la de Nuestro Padre Jesús Nazareno, de Simón Cirineo y de la Virgen de los Dolores.

Castillo Alcazaba

Construido en el siglo X bajo el mandato del calífa Abderramán III, el Castillo Alcazaba es un claro ejemplo de la arquitectura militar musulmana en al-Ándalus. De planta rectangular cuenta con una superficie de unos 3.000 metros cuadrados. De las siete torres que protegían el recinto, hoy en día sólo dos quedan en pie, la de la Mazmorra, y la de las Palomas. El primitivo nombre del castillo, Bury al-Hansh, que significa Torre de la Serpiente, y el hecho que éste tuviera siete torres dieron lugar al topónimo actual de la ciudad y a su escudo.  En el año 1963 fue declarado como Monumento Histórico-Artístico usándose su patio de armas en la actualidad como espacio cultural y de actividades al aire libre. 

Parroquia de Ntra. Señora de la Asunción

Conocida popularmente por sus enormes dimensiones como Catedral de la Campiña. Templo gótico-renacentista. Su origen puede estar en la iglesia que se  levantara junto al castillo tras la conquista cristiana de la cuidad por Fernando III sobre la antigua mezquita. Su construción se atribuye a la familia de Hernán Ruiz. Está declarada Bien de Interés Cultural.

El retablo mayor renacentista, el camarín hexagonal barroco de la Virgen del Rosario y la custodia Rococó del orfebre cordobés son algunos de los elementos más destacables de esta singular parroquia. 

Dato interesante es que la torre de la iglesia es, después de la Giralda de Sevilla, la torre más alta de toda Andalucía, tiene una  inclinación de un 1,20 m. y una altura de 55 metros.
Es la señal de identidad de la localidad, al ser visible desde  varios kilómetros de distancia.

Casa Consistorial

Restaurado recientemente, el edificio que alberga el Ayuntamiento fue construido a finales del siglo XVII durante el reinado de Carlos II. Cuenta con un balcón corrido de 18 metros que enlaza con el de la Parroquia de la Asunción. A su izquierda se abre un callejón abovedado que se conoce como El Arco y que da acceso a la calle del Pósito municipal. En su interior pueden apreciarse interesantes pinturas del bujalanceño Francisco Benítez Mellado y unas mazas de plata del siglo XVII.

El Ayuntamiento preside la Plaza Mayor, o comunmente conocida como Plaza de los Naranjos, rodeada por edificios en su mayoría de aspecto simple, encalados en blanco, de dos plantas y con balcones corridos que otorgan a la plaza un aspecto homogeneo y uniforme. Tras su última reforma en el año 2006, la plaza ha recuperado el aspecto que tenía en los años 20 de siglo pasado.